Cinco curiosidades sobre el café que probablemente no conocías

“No hay nada como una taza de café para estimular las células del cerebro”.

Sherlock Holmes.

Para muchas personas, el café es ese estimulante indispensable para arrancar cada mañana y “desafiar” a esas largas e intensas jornadas de trabajo y resto de ocupaciones diarias. Si lo comparásemos con un vehículo, se podría decir que el café es la gasolina o ese cargador de batería bebible que una persona necesita para “funcionar”.

Es cierto que, para otros muchos, el café también es la excusa ideal para reunirse con amigos y familiares y aprovechar así para pasar un entretenido rato entre charla y charla. Por otro lado, cada vez son más las personas a las que les encanta el sabor del café y es esta la razón primordial por la que lo consumen.

En cualquier caso, sea cual sea el motivo, la realidad refleja que hoy en día parece complicado imaginarse una vida sin café, una de las bebidas más consumidas en el mundo, por eso y, como es posible que el café desempeñe un papel muy importante en tu vida, desde Lusso & Prodec queremos contarte un total de cinco curiosidades sobre el café que probablemente no conocías.

Tanto si eres cafetero como si no lo eres tanto, te resultará interesante conocer lo que viene a continuación, así que, sigue leyendo y, a ser posible, ¡hazlo con una taza en la mano!

Mejor café en grano que molido

Como el aroma del café tiende a desparecer unos quince o veinte minutos de media después de molerlo, la mayoría de las buenas cafeterías tienen por costumbre hacer esto, moler el café antes de utilizarlo.

Puedes probar a hacer lo mismo en tu casa y así estarás más cerca de conseguir que el sabor de tu taza de café se parezca al de una cafetería. Sobre todo, si te decides por consumir un café de mayor calidad como, por ejemplo, café arábica 100 % origen, te recomendamos siembre que adquieras el café en grano.

Si te interesa aprender o saber más sobre cómo moler el café en grano para extraer el mejor sabor y aroma, aquí te dejamos una estupenda guía de cómo moler el café en grano paso a paso.

Guía de cómo moler el Café en Grano

Finlandia, el país en donde más café se consume

La International Coffee Organization llevó a cabo un mapa donde se muestra que, con diferencia, es en los países nórdicos donde más café se consume. Destaca el liderazgo de Finlandia, con 12 kilos de café por persona y año. Noruega es segunda, con 9,9 kilos; Islandia es tercera, con 9; Dinamarca, 8,7; Países Bajos, 8,4; Suecia, 8,2 y Suiza, 7,9 kilos.

Parece que las bajas temperaturas y la menor duración de los días puede ser la razón de esta clasificación. España se encuentra en una posición intermedia, con 4,5 kilos de café por persona y año, por debajo de países de nuestro entorno como Italia (5,8), Francia (5,1) o Grecia (5,4) y casi igual que Portugal (4,3).

En sus comienzos, los europeos definían al café como “vino árabe”

Múltiples acontecimientos históricos relacionados con el café han determinado también su historia lingüística. Los europeos empezaron llamando a dicha bebida “vino árabe”. La palabra “café” proviene originariamente del árabe “qahhwat al-bun” o “vino del grano”. Esto pasó a ser “qahwah”, que se transformó en “kahveh” en Turquía y, al final, se convirtió en “koffie” en holandés y “caffe” en italiano.

El café adquirió mucha importancia en Turquía, donde la palabra “kahvalti” (desayuno) se traduce literalmente por “antes del café” y el término “kahverengi” (marrón) también proviene de “kaveh” (café).

Nadar en café es posible: un spa de Japón lo promueve

El complejo de spa Yunessun en Hakone (Japón) es experto en spas en los que los usuarios tienen la posibilidad de bañarse en líquidos tan sabrosos como pringosos: vino, chocolate, té verde, sake y café. Por el económico precio de 2.800 yenes (unos 20 euros, aproximadamente), ofrecen a los bañistas sumergirse en café y, después, dirigirse a un baño de fideos para nadar en una especie de sopa de fideos chinos. Toda una extravagante experiencia que podrás probar si viajas a Japón…

La webcam se originó gracias a una cafetera

A los científicos inventores de las primeras webcams se les “encendió la bombilla” mientras perseguían una cosa muy distinta: café caliente. El caso es que, para el equipo de entusiastas de la tecnología que trabajaban por aquel entonces en la Universidad de Cambridge, la cafetera era una herramienta indispensable. El problema que tenían era que solía terminarse el café y acabaron cansados de dar paseos hasta ella en balde. Así fue como Quentin Stafford-Fraser y Paul Jardetzky crearon la primera webcam para poder vigilar el nivel de café que quedaba en la cafetera (conocida como la Trojan Room Coffee Pot) y, de esta forma, no tener que hacer viajes sin éxito para comprobar si el café se había terminado.

El invento se originó en el año 1991 y la cámara mostraba una imagen de 129 x 129 píxeles en blanco y negro de una cafetera situada junto al antiguo laboratorio de ordenadores de la Universidad de Cambridge. La tasa de refresco era de tan sólo 1 fotograma por segundo, pero eso era más que suficiente para saber si les merecía la pena levantarse para ir a por café o no.


¿Qué te han parecido estas cinco curiosidades sobre el café que probablemente no conocías? ¿Cuál de ellas te ha resultado más interesante? Puedes dejarnos tus comentarios sobre este tema o cualquier otro asunto en el apartado de abajo. Si lo prefieres, también puedes hacerlo en nuestros perfiles de Instagram o Facebook. Desde Lusso & Prodec, ¡te leemos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *